“Las provincias de España” o como las ideas de 1905 conforman la imagen de un “país” en 2013

Buscando en mi biblioteca encuentro un libro editado en 1905. “Las provincias de España. Descripción gráfica, física y política de las mismas”. Comprado de segunda o tercera mano estuvo perdido en alguna de las mudanzas que acumulo en los últimos años. Está firmado por un tal doctor D. Modesto Hernández Villaescusa y a pesar de las pretensiones del título no es precisamente una joya de la literatura.

Las Provincias de España. 1905

Las Provincias de España. 1905

Su interés, aparte del valor como documento histórico, está en la sucesión de afirmaciones, tan contundentes como cómicas, que conforman o texto. Llama la atención que forme parte de una colección de manuales que se proclama de “gran interés lo mismo para el erudito que para el obrero estudioso”

Para hacerse una idea del estilo y de las “perlas” que atesora paso a reproducir algonos fragmentos de la primera parte dedicada al conjunto de España:

Geología y minas: Esta constitución geológica hace de nuestra nación uno de los países más ricos en minerales de todo el globo terrestre…

Riqueza pública: No hay en el mundo, por naturaleza, nación más rica que España, ni de hecho, nación más pobre. […] las risueñas colinas colinas producen, casi sin esfuerzo, verdaderas maravillas de vegetación, en tanto que las entrañas del suelo encierran tesoros inagotables. Sin embargo, la rutina y la indolencia de la agricultura y la ganadería, el horror a las explotaciones industriales, efecto quizá de la ignorancia general, la escasez de medios de comunicación,…. han sumido a la nación en la más degradante pobreza moral y material.

Vías de comunicación: El especial relieve del suelo de España opone el desarrollo de carreteras y ferrocarriles dificultades gravísimas; mas, por los mismo, ofrecen estas vías de comunicación un riqueza tal en obras de arte, como túneles, puentes, viaductos, desmontes y terraplenes, que no alcanzan a igualarlas todas las de Europa juntas.

Monumentos: España es un museo prodigioso de monumentos artísticos, pero un museo en ruinas. “Si todas ellas -dice un autor- se pusieran en pie por un momento, las mas orgullosas naciones resultarían pobres, fuera de Italia, con nuestro país comparadas.

Curiosidades naturales: Ninguna nación tan rica como España en maravillas naturales.

Queda claro que eal autor no tuvo necesidad de salir da casa para escribir esté manual ni mucho menos preocuparse por conocer otros países para establecer semejantes comparaciones. La idea inicial de este “post” era compartir estas curiosidades y comentar las referencias a las provincias galegas pero una reflexión posterior me obliga escribir alguna cosa mas.

Resulta curioso que, mas de cien anos después, sigamos escuchando este tipo de afirmaciones y que muchas fundamenten el discurso oficial de la llamada  “Marca España” .

Portada da web "marca España"

Portada da web “Marca España”

En el citado portal aparecen muchas frases que podría firmar perfectamente el doctor Villaescusa tales como: “Una de las claves de nuestro éxito radica en la fusión de tradición y vanguardia, pero también en el carácter de pueblo trabajador, con coraje, creativo, al que no asustan los retos y que cree en la solidaridad” Afirmaciones vacías de contenido sustentadas en generalidades grandilocuentes similares a las empleadas ya sin mucho rigor en 1905. Es recurrente la afición de presumir de las obras públicas, puentes, viaductos y similares. 

Esta asociación de ideas es simple pero bastante clara para justificar la urgencia de reflexionar de forma crítica para construir discursos alternativos adaptados al mundo actual. Hay que buscar referentes distintos para trasmitir imágenes atractivas y serias capaces de generar credibilidad. Romper con viejos tópicos que no sirven nin para inspirar chistes del estilo: “se encuentran un alemán, un ingles y un español…”

Esta necesidad también es aplicable al mundo del turismo, seguramente uno de los sectores que mas influyen y retroalimentan la configuración de la imagen de marca de un país.

Regresando al libro de Villaescusa para revisar los apartados dedicados a las provincias gallegas encontramos algún que otro ejemplo gráfico que apoya nuestra reflexión:

La Coruña: la ciudad carece de monumentos notables, siendo los principales la Colegiata y la parroquia de Santiago, el Instituto […] y la antiquísima Torre de Hércules de origen fenicio, hoy faro.

Lugo: antigua ciudad, rodeada de murallas que sirven hoy de paseo, con calles y plazas limpias y bien empedradas, numerosas antigüedades y ruinas de monumentos históricos.

Orense: tres cosas hay en Orense que no las hay en España: el Santo Cristo, la Puente y la Burga hirviendo el agua.

Pontevedra: ciudad situada al borde de la ría con el mismo nombre […] calles bien empedradas, anchas y rectas, plazas espaciosas y hermosos paseos

Un siglo después, estas pobres referencias, escritas por un señor que posiblemente nunca estuvo en Galicia, están vigentes y son recurrentes en las guías y en los discursos turísticos. La famosa frase sobre Ourense que recoge el libro (lembremos de 1905) se reproduce de forma casi literal, en 2013, en la página web de Turgalicia.

Referencia a Ourense na páxina de Turgalicia recalcando os mesmos símbolos do libro citado.

Referencia a Ourense en la página de Turgalicia recalcando los mismos símbolos que cita el doctor Villaescusa

Estoy seguro de que si continuamos buscando encontraremos mas pruebas que confirman que no somos tan modernos e innovadores como pensamos. Evidentemente hay muchas referencias históricas y anécdotas y referencias que podemos aprovechar. No se trata de despreciar el pasado pero si de revisar y  tamizar las ideas que manejamos para separar el grano de la paja.

En resume, reflexionemos y busquemos referentes auténticos a partir de la realidad actual observando con rigor los procesos históricos. Construyamos nuevas imágenes y discursos renunciando a cómodos tópicos que ya non están vigentes. Arriesguemos y trabajemos para crear un lugar de referencia como destino en imaginario turístico. Nuestro futuro depende de que iniciemos esta tarea cuanto antes.

Girado desde la Francelos Business School (FBS)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *